6 cosas que aprendí usando el método Konmari

Esta publicación contiene enlaces (links) de afiliación. Gano una pequeña comisión sin generarle algún costo adicional a usted, en caso de que haga clic y realice una compra. Puedes leer más en mi aviso de divulgación.

Hace un año el mundo quedó fascinado con la filosofía de Marie Kondo gracias a la serie de Netflix. La verdad es que, cuando vi la obsesión del internet por la gurú japonesa y su método Konmari, me dio mucha flojera porque, en su mayoría, las tendencias digitales van y vienen a cada rato. 

Cambié de opinión cuando empecé a leer comentarios sobre cómo no sólo organizaba las casas, sino que también cambiaba la perspectiva de las personas a las que ayudaba. 

Si no has visto la serie, te la recomiendo mucho porque el método Konmari de verdad va más allá de la organización. Después de verla, me metí a investigar más sobre sus técnicas, y aprendí mucho sobre cómo analizar mis hábitos tanto de compra como de almacenamiento. 

De verdad creo que la filosofía de Marie Kondo me ha ayudado a tener una vida más sustentable por el énfasis que hace en la toma de decisiones conscientes. Por eso te quiero compartir las 6 cosas que aprendí usando el método Konmari durante un año, espero que te ayuden a cambiar de perspectiva.


Tal vez te interese leer Guía de regalos sustentable


Todo tiene un lugar y todo debe estar en su lugar.

Mis playeras dobladas con el método Konmari
Mi cajón de playeras después de la primera depuración.

Esta es la lección más importante y, aunque parece obvia, la más difícil de respetar. Cada objeto debe tener un lugar asignado, no importa lo grande o pequeño que sea. Cuando organices tus cosas, debes pensar en la frecuencia de uso antes de guardar todo. Por ejemplo, si tienes varias tazas en tu colección y dos son tus favoritas, entonces esas dos deben estar hasta adelante; lo que más utilizas debe estar accesible para evitar un desastre cuando buscas lo que necesites. 

Por lo mismo, si todo tiene un lugar, significa que sabes en dónde están tus cosas. Las playeras deberán guardarse en el mismo cajón; los jeans, calcetines y ropa interior, al tener un lugar asignado, no pueden vivir en la silla o cesto de ropa limpia. La idea es guardar todo en su lugar en cuanto entre a la casa.

Hay días en que es más fácil aventar la ropa en la silla pero arreglar todo después de que se acumuló, es de lo más engorroso. Y ese cansancio es el que quieres evitar. Lo mejor que puedes hacer es convertir en hábito guardar todo lo que acabas de usar para que no se pierda y no haya desorden. Fue uno de los mayores desafíos, y aún hay días en las que me falla, pero definitivamente puedo ver la gran diferencia en mi espacio.

Es importante saber cuánto tienes.

via GIPHY

Cuando decidas revisar todo, lo mejor es hacerlo por secciones: ropa, cocina, baño, libros, etc. Marie Kondo recomienda sacar todo al mismo tiempo para dimensionar la cantidad de cosas que tenías guardadas y, yo agregaría que fueras cuarto por cuarto por separado, para que no te abrumes. Es decir, un día dedícate al clóset, otro día al baño y así sucesivamente por toda la casa hasta terminar. Una vez q depuras y guardas, sabrás qué tienes, pero más importante: sabrás cuánto tienes.

Lograr un estilo de vida sostenible significa reusar lo que tienes. No limpies para volver a llenar de objetos materiales, depura para sacarle provecho a las cosas que ya tienes, y así evitar compras innecesarias o repetidas.

Las cajas son tu mejor aliado.

El cajón de mi buró dividido con cajas como recomienda el método Konmari
El cajón de mi buró.

Cuando vi a Marie Kondo hacer esta recomendación, me sorprendí de lo sencillo que puede ser reutilizar. Puedes usar cajas de cartón, de tela, acrílico, viejos empaques de cereal, perfume o electrónicos, paquetes de correo, en fin: nuestra vida está llena de cajas de todos tamaños que terminamos desechando porque no sabemos darles vida útil. Es un gran ejemplo de sociedad sustentable aprender a reusar algo creado con un propósito trivial, como lo son, por ejemplo, los empaques de perfume.

Organizar el contenido de tus cajones con cajas, ayuda a crear divisiones y ver qué tienes guardado cada vez que lo abras. Estamos acostumbradas a aventar todo y nunca encontrar lo que estamos buscando. Con cajas pequeñas puedes crear la cantidad de compartimentos que necesites. 

ropa guardada en cajas de tela
Cajas para guardar ropa

La idea es reutilizar y adecuar lo que ya tienes a la mano, sin embargo puedes invertir en algunas con fines específicos. Yo compré éstas para guardar mi ropa interior y éstas otras para encontrarle un espacio a algunos objetos de la casa como las medicinas o algunas cosas del baño que no cabían en nuestro mueble. Ahora, sé qué hay en cada cajón, librero y estante.

Todos deben hacerse cargo.

El método Konmari es equitativo y, en la serie de Netflix aprecio mucho que Marie Kondo le exige a todos los miembros de la familia aprender a organizar tanto su espacio personal, como el compartido. Todos los que viven bajo el mismo techo, sin importar su edad o género, deben participar en las labores domésticas.

Hace mucho énfasis en que a los niños hay que enseñarles desde pequeños, con juegos que instruyen cómo doblar la ropa y dónde guardar sus juguetes. Así todos saben dónde están las cosas que necesitan, y la responsabilidad de mantener la casa limpia, no recae solo en una persona. Esto aumenta la calidad de vida de toda la familia.

Está bien darle un significado emocional a las cosas.

Cuando empiezas a depurar, a veces encuentras objetos que no puedes desechar por el peso emocional que cargan, y eso está bien. No debes sentirte mal porque quieres guardar el vestido, la blusa o una chamarra que carga con tantos recuerdos. Tenemos que aceptar que la importancia que tienen los objetos se la damos nosotros, y puedes guardar cosas que tienen un significado especial por el tiempo que quieras. También es importante diferenciar lo que atesoras por sentimiento y lo que aún no puedes soltar.

La verdad es que todos deberíamos aprender a soltar todo lo que ha cumplido con su función en nuestras vidas. Marie Kondo enfatiza la gratitud como despedida: agradécele al objeto todo lo que te dio. Una vez que aprendes esta lección es más fácil entender por qué hay cosas que nos cuesta más trabajo soltar.

La clave del método Konmari es no sobre pensar.

via GIPHY

Es muy fácil abrumarse cuando empiezas a organizar tu casa, sobre todo porque Marie Kondo insiste en sacar y examinar todo. He descubierto que el secreto del método Konmari es: no sobre pensar tus decisiones. Si algo te gusta, se queda. Si algo no te provoca ni un sentimiento, suéltalo.

Es lo que ella llama “spark joy” (produce alegría): sostén un objeto y si no te produce alegría, deshazte de él. No lo sobre pienses ni lo justifiques, debe ser instintivo. Si te das cuenta de que buscas razones para quedártelo, entonces significa que no estás lista para despedirte. Lo más importante es ser honesta contigo misma, ¿por qué lo quiero? ¿Lo voy a usar? ¿Es aspiracional? Estas preguntas te pueden ayudar a concientizar tu toma de decisiones pero si la conclusión final es que no te produce alegría, entonces debe irse. Es muy simple una vez que lo pones en práctica y aprendes a detectar el sentimiento.


Tal vez te interese leer Consumismo sustentable


Definitivamente creo que el método Konmari te ayudará a vivir una vida más sustentable porque te enseña a deshacerte de lo que no es esencial para tu vida. Dar el primer paso para cambiar tus hábitos es el más difícil pero una vez que encuentras técnicas que te ayudan, el camino se hace placentero. Espero que estas 6 lecciones te hayan ayudado a ser más consciente con los objetos que te rodean.

Si te interesa recibir consejos para vivir una vida más sustentable, registra tu correo electrónico para formar parte de la comunidad Belleza Libre.

Pin 6 cosas que aprendí usando el método Konmari
¡Guarda este pin!
Esta publicación contiene enlaces (links) de afiliación. Gano una pequeña comisión sin generarle algún costo adicional a usted, en caso de que haga clic y realice una compra. Puedes leer más en mi aviso de divulgación

Tal vez te interese

Share
Pin
Tweet