fbpx

¿La Unión Europea es libre de crueldad?

¿La Unión Europea es libre de crueldad?

Durante julio y agosto salieron varias noticias sobre la cantidad de pruebas en animales que se han hecho en cosméticos en la Unión Europea, a pesar de que están prohibidas. Un nuevo análisis encontró que varios químicos de cremas, labiales, acondicionadores para cabello y bloqueadores solares fueron probados en animales en los últimos años, cuando en 2009 la Unión Europea había prohibido dichas pruebas.

Entonces, ¿qué está pasando con la prohibición de pruebas en animales para cosméticos en la Unión Europea? Siguen prohibidas pero hay un problema grave con las regulaciones.

Para empezar tenemos que hablar de REACH (Reglamento de Registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas). Es un reglamento comunitario europeo que regula la producción, el uso de sustancias químicas y el potencial impacto tanto en salud humana como en el ecosistema. 

REACH se aplica a todas las sustancias químicas, no solo a las utilizadas en procesos industriales sino también en la vida cotidiana. Por ejemplo: productos de limpieza, pinturas y artículos como ropa, cosméticos, mobiliario y aparatos eléctricos. Por eso, el reglamento afecta a la mayoría de las empresas de la Unión Europea.

Fue un acuerdo que tardó siete años en ser elaborado y es considerado una de las legislaciones más complejas en la Unión Europea. También es la que promueve métodos alternativos para la evaluación del peligro de las sustancias, a fin de reducir el número de ensayos con animales. Este reglamento sentó el precedente para que otros países tuvieran un marco legal en qué basarse para diseñar su propia legislación que prohíbe las pruebas en animales para cosméticos.

Según este nuevo análisis (que puedes leer aquí): los registrados (marcas y empresas), en su mayoría usaron métodos alternativos que no involucran animales para evaluar los ingredientes para REACH pero algunos, a pesar de esto, llevaron a cabo pruebas in vivo para cumplir con los requisitos pedidos por REACH para obtener datos de toxicidad y evaluaciones para la seguridad de los trabajadores. En algunos casos ECHA (la agencia que regula REACH) rechazó los métodos alternativos de los registrados como insuficientes y requirió pruebas in vivo. Mientras ECHA continúe evaluando expedientes, es probable que pidan más pruebas in vivo.

Este análisis detectó que a pesar de el marco legal que prohíbe las pruebas en animales en cosméticos, la agencia reguladora continuó pidiéndolos y descartó métodos alternativos. 

Descubrieron que los consumidores no pueden confiar en que sus productos cosméticos no hayan sido probados en animales. Incluso los productos que tienen el logotipo de certificación cruelty free pueden contener ingredientes que fueron probados en animales.

Leer este análisis me resultó muy preocupante porque la Unión Europea ha sido de los pocos territorios que habían demostrado que era posible probar la seguridad de ciertos químicos sin las pruebas en animales. 

La raíz del problema se encuentra en dos leyes que compiten entre sí. Por un lado, las pruebas en animales están prohibidas en los cosméticos, pero por otro lado está la ley que busca proteger a los trabajadores que manejan los químicos. Es esta última la que no acepta datos hechos con métodos alternativos y exigen pruebas en animales.


Tal vez te interese leer 7 Preguntas frecuentes sobre vivir libre de crueldad


El caso Symrise

En octubre de 2020 ECHA anunció que la empresa alemana de químicos Symrise, debía realizar ensayos clínicos en animales para satisfacer el proceso regulatorio de químicos para dos ingredientes que sólo se usan en cosméticos. Symrise se opuso a realizar las pruebas y propuso métodos alternativos que fueron rechazados.

Viendo el resultado de este caso, es obvio que más pruebas en animales son inminentes. Los investigadores del análisis han advertido que ECHA ya está pidiendo más y nuevas pruebas en animales. Esto mataría a cientos de animales, y destruirán la confianza que los residentes de la Unión Europea tenían en la prohibición de pruebas en animales en su mercado.

Desde que ECHA le pidió a Symrise más pruebas en animales, la compañía ha retado a la agencia en la corte europea de justicia usando fundamentos científicos. Sin embargo, el daño ya está hecho.

La decisión de Reino Unido

El Reino Unido siempre fue considerado el pionero en prohibir los ensayos clínicos en animales para cosméticos. Ahora el gobierno británico ha abierto la puerta para la experimentación en animales, porque han decidido alinearse con la decisión de ECHA que determina que algunos ingredientes usados sólo en cosméticos necesitan ser probados en animales para garantizar su seguridad.

Esto es una gran derrota para el mundo cruelty free. El gobierno británico está deshaciendo 23 años de activismo.

Varios científicos y activistas han argumentado que los ensayos clínicos en animales ya no tienen fundamentos científicos, ni son necesarios para asegurar que los ingredientes utilizados en cosméticos sean seguros. Pero a pesar de ello, ECHA y el gobierno británico no parecen estar abiertos al diálogo.

Esta situación se sigue desarrollando y estaré al pendiente para traerte las actualizaciones.


Tal vez te interese leer Los diferentes conejos


¿Qué puedo hacer como consumidora?

Lo primero que recomendaría es dejar de comprar productos europeos. Aunque muchas marcas sí son libres de crueldad y están comprometidas con la causa (como LUSH y The Body Shop), por el momento no podemos estar seguras de que sus ingredientes no hayan sido probados en animales. Conforme vaya saliendo más información de las mismas empresas, podremos saber cuáles no tuvieron que presentar ensayos en animales para cumplir con los requisitos de ECHA.

Lo segundo sería asegurarte de que tus productos tengan una certificación como Leaping Bunny. Ya vimos que no podemos confiar en las agencias reguladoras del gobierno por conflictos internos, así que lo mejor es buscar asociaciones independientes que sí tienen protocolos bien definidos para determinar qué marcas no hacen pruebas en animales.

Y, claro, esperar a que los problemas con REACH se solucionen.

Por último, recomiendo estar atento a los cambios y noticias. Como ya he mencionado varias veces, este tema es complejo y constantemente hay cosas nuevas que analizar y aprender. 

Espero que la información disponible en Belleza Libre te ayude a hacer ¡compras sin culpa!

La Unión Europea, ¿hace pruebas en animales?
¡Guarda este pin!
Esta publicación contiene enlaces (links) de afiliación. Gano una pequeña comisión sin generarle algún costo adicional a usted, en caso de que haga clic y realice una compra. Puedes leer más en mi aviso de divulgación

Tal vez te interese

Share
Pin
Tweet